Un peluquero marplatense sacó el sillón a la vereda para atender a sus clientes

Rubén Martínez, de 69 años y casi 50 arreglando cabellos, explicó que esta alternativa no tiene que ver con un acto de rebeldía frente a las nuevas restricciones, sino más bien con una necesidad de trabajar para no endeudarse.

Un peluquero marplatense sacó el sillón de su local a la vereda y comenzó a atender a sus clientes pese a las nuevas restricciones por la pandemia de coronavirus, y advirtió que "no es un acto de rebeldía, sino una necesidad de trabajar para pagar el alquiler, los impuestos y tener un plato de comida en casa".

Se trata de Rubén Martínez, de 69 años, y que lleva casi 50 "arreglando cabellos", según definió.

peluquero-sillon-calle-1024x683-1

"A los clientes hay que atenderlos, y se me ocurrió sacar el sillón de peluquero a la vereda para poder seguir trabajando. La gente ya me conoce y sabe que desde que fuimos autorizados a atender con los respectivos protocolos para el rubro atiendo con barbijo y guantes".

Rubén explicó que no cree estar "incumpliendo ningún DNU, estoy al aire libre, y con todos los cuidados para evitar la propagación del virus".

portada-5

Con su local sobre la calle Moreno al 2300 de esta ciudad balnearia, el peluquero marplatense expresó que no lo habló "con otros colegas porque fue algo repentino, y ante la necesidad de trabajar para cumplir con todas las obligaciones, resolví sacar el sillón y comenzar a emprolijar las cabelleras", dijo a Télam.

"Si en la semana vienen y me dicen que no puedo hacerlo, lo tendré que dejar de hacer, pero, como le debe ocurrir a otros comerciantes, necesito trabajar, generar dinero porque sino no puedo llevar un plato de comida a casa".

Fabio Perussich Williams

Diario Ku. Es un producto editorial regional de la Provincia de Buenos AIres. Desarrollado por un equipo de jóvenes profesionales, con experiencia en medios y portales digitales

Te puede interesar