¡El enemigo son los antivacunas! Joe Biden, anuncia medidas para forzar millones de vacunaciones

Mundo 13 de septiembre de 2021 Por Redacción
El presidente estadounidense, Joe Biden, dispara contra otra diana ocho meses después de declarar la guerra al coronavirus. La variante delta ha provocado un espectacular aumento en el número de contagios diarios de COVID-19 y el inquilino de la Casa Blanca responsabiliza a ese 25% de la población que aún no se ha vacunado. Son 80 millones de personas.

"Este es mi mensaje para quienes aún no se han vacunado: ¿Qué más hay que esperar? ¿Qué más necesitan ver? Hemos conseguido que las vacunas sean gratuitas, seguras y convenientes. La vacuna cuenta con la aprobación de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos). Más de 200 millones de estadounidenses se han vacunado al menos una vez. Hemos sido pacientes, pero nuestra paciencia se está agotando. Y su negativa nos ha costado a todos", afirmó en una rueda de prensa llena de reproches y de anuncios de medidas draconianas.

15979871414971

Biden anunció una batería de medidas para forzar la vacunación contra la COVID-19 de decenas de millones de estadounidenses: si no se vacunan serán sancionados o perderán sus contratos o empleos todos los funcionarios del Gobierno federal, los contratistas que trabajen con el Ejecutivo y las compañías que tengan 100 o más empleados, aunque estos últimos pueden esquivar la vacunación presentando un test negativo al menos una vez por semana... Estas medidas afectan a más de 100 millones de personas.

El presidente estadounidense ha prometido también plantar batalla a los políticos republicanos que han intentado prohibir los mandatos de mascarillas o vacunas en las escuelas. Los apartará "del camino", advirtió. También pidió cooperación a los gobernadores, ya que la situación es muy desigual dependiendo de los estados: preocupa el sur del país y en especial territorios con bajos niveles de vacunación, como Luisiana, Alabama o Misisipi.

En este contexto, Los Ángeles se ha convertido en el ejemplo nacional al obligar a vacunarse a todos los alumnos mayores de 12 años si quieren asistir a clase, una decisión muy criticada, pero también alabada...

Y es que en las últimas semanas, Estados Unidos ha retrocedido meses en la lucha contra la pandemia, registrando más de 150 000 nuevos casos diarios y más de un millar de muertes por COVID-19 cada 24 horas. A día de hoy, solo un 53'3% de los estadounidenses ha recibido la pauta completa de las vacunas. Muy lejos del porcentaje necesario para alcanzar la ansiada inmunidad de rebaño, cuyo umbral no deja de subir y ahora rondaría el noventa por 90% de la población.

Te puede interesar