Mariano Uset: Estoy pasando el peor mes de mi vida, tengo todo en contra.

Municipios 31 de diciembre de 2020 Por Redacción
El intendente rosaleño hizo un balance del año 2020 y analizó el conflicto que mantiene con el Sindicato de Trabajadores Municipales. Confirmó que se les liquidaron los 4 mil pesos correspondientes a un bono extraordinario y 6 mil pesos de adelanto de haberes. “Solo para trabajadores, no para funcionarios políticos”, aclaró.

El intendente Mariano Cecilio Uset hizo un balance del año 2020 y analizó el conflicto que mantiene con el Sindicato de Trabajadores Municipales. 

“Estoy pasando el peor mes de mi vida, tengo todo en contra. Ni justicia, la policía, la justicia federal y los ministerios responden”, admitió el alcalde rosaleño en declaraciones a Airevisión Noticias (lunes a viernes, a las 20hs. por la Televisión Digital Abierta). 

El contexto de “un mensaje de esperanza” comparó: “Cuando comienza un año nuevo es como cuando estudiamos y empezábamos un cuaderno”. 

“Cuando empiece el año 2021 no se va ir a pandemia, los sindicatos no van ser mejor educados, no va a ver más respeto para los demás, pero vamos a iniciar un cuaderno nuevo y eso nos predispondrá con la esperanza que nos llevará a hacer las cocas un poco mejor y ser más tolerantes y que se me baje el enojo que tengo con esta adversidad”, dijo.

Opinó que “seguramente a el resto también le pasará lo mismo, el sindicato va a bajar un cambio, el vecino será contemplativo y no tirará la basura en un contenedor lleno. Empezar el cuaderno vacío es arrancar el año 2021. Este es el mejor deseo que puedo dejar. Nada va a cambiar de un día para otro, sí la predisposición de cada uno”. 

En otro tramo de la entrevista televisiva, Uset apuntó directamente al Sindicato de Trabajadores Municipales que conduce el secretario general Marcelo Sottile.   

“Este fin de año es un corolario de un 2020 donde la conducción del sindicato (STM) nos ha dejado sin agenda de gobierno. Estamos ocupado en negociar cuestiones y resolver nuevos conflictos porque siempre aparecen otros”, disparó.

20200623170020_1592931485715En un repaso de su gestión, describió que “en estos 5 años de gobierno transitamos 4 donde hubo una convivencia con los gremios de discusiones, pero siempre con predisposición al diálogo y negociación, pero este año no ocurre porque nos sentamos a resolver 1 tema y aparecen 25 más. Entonces, al trabajador municipal que  está en el medio, no se le resuelven los problemas principales porque aparecen otros nuevos”. 

Respecto del personal municipal que reinició sus labores en los últimos días, consideró que “la gente que se presenta a trabajar es porque está harta del paro. Y el paro continúa”. 

“El Ministerio de Trabajo insistió por segunda vez al Sindicato que preste una guardia mínima mediante una comisión de garantías con expertos que determinaron que el servicio de recolección, en tiempos de crisis sanitaria, es un servicio esencial”, indicó.

En este sentido, mencionó que “pasamos la Navidad tapado en mugre a pesar de los resuelto por el Ministerio y lo denunciamos. Y los intimaron nuevamente. Y ahora (el STM) está cubriendo un servicio mínimo solo con el 30 % de los recursos afectado a la recolección, que no es normal,  que permite mitigar los problemas, pero el paro sigue”. 

$10.000. Este jueves, a la totalidad de los trabajadores municipales se les depositó una suma de $10.000 correspondientes a un bono adeudado y otra parte como adelanto salarial. 

“La oficina de liquidaciones vino a trabajar por primera vez, hoy (miércoles), por lo tanto pudo terminar la liquidación que con el secretario de Economía (Martín Ferster) no lo podíamos hacer solos y queríamos tener ese gesto desde antes de la Navidad”, contó.

El monto corresponde a un bono de $4.000 mil y un adelanto de haberes de $6.000 “para que la familia municipal tenga algo para las fiestas, porque he visto a municipales salir a juntar basura por 200 o 300 pesos por no tener su salario”. 

En su derrotero de fin de año, Uset anexo los vaivenes con camiones contratados a una empresa bahiense para realizar temporalmente el servicio de recolección de residuos. 

“En el medio, una empresa de recolección que hemos contrato para cubrir esa brecha del 70% restante, que es interceptado por el Sindicato y no lo deja trabajar. Y la policía no hace nada, solo observa. Y a veces se va escoltada por los patrulleros y los sindicalistas. Se van de la ciudad escondidos como delincuentes”, se quejó. 

Y volviendo al dinero depositado, Uset aclaró que “los $10.000 no son para funcionarios políticos, solo para trabajadores municipales”. 

Balance. Siguiendo el análisis final del año 2020, el jefe comunal sostuvo que “comenzó complicado con la comisión del STM” y que “fue como la otra pandemia”. 

“La pandemia en sí nos dejó sin agenda, nos tuvo atrás de un problema viendo como evolucionaba día a día”, expresó. Y agregó: “A todos los gobiernos les planteo ir detrás de un problema y planificar, pero como poca anticipación”.

“Los problemas con el Sindicato comenzaron muy temprano en el año. Y también nos dejaron sin agenda”, insistió. 

El vaso medio vacío (de agua). Con una mirada positiva, el intendente Uset reconoció que “así y todo, pudimos trabajar con algunos de los objetivos que teníamos”. 

Y enumeró: “Pudimos avanzar con las obras de la clínica (ex Sanatorio Punta Alta) a pesar de no tener el financiamiento comprometido por Provincia (durante la gestión de María Eugenia Vidal); la planta baja está operativo para que se muden algunos organismos”. 

“Pudimos hacer cuadras de pavimento, avanzamos con cloacas y terminamos la obra incumplida por una empresa”, agregó.

Además, indicó que se adjudicaron al Municipio “otros 10 millones de pesos para el programa de Promoción Turística y Cultural; tenemos financiamiento para obras históricas como la reparación de los baños del ex Colegio Nacional y recursos comprometidos para hacer los talleres de la Escuela Técnica” 

También, hizo alusión a “obras para resolver el problema de falta de agua para reponer un tramo importante de un acueducto que está sin servicio, lo que permitiría incrementar hasta un 70% la capacidad de agua potable entre la planta de Grünbein y Punta Alta”. 

“El logro más importante fue que, a pesar de la pandemia, el comercio y los cuentapropistas pudieron comenzar a trabajar tempranamente, antes que Bahía Blanca y otros distritos de la zona”, reconoció. 

“La pandemia no ha dejado un desastre económico en Coronel Rosales, como si en otras ciudades. En este contexto lo mejor fue encontrar personas maravillosas y lo peor, gente con un espíritu muy egoísta que pensó en su metro cuadrado”, definió Uset.

Fuente: Punta Noticias

Te puede interesar