La tecnología: ¿un gasto o una aliada de la pyme?

Emprendedores 14 de julio de 2021 Por Cra. Mariana Lucarelli
La decisión de incorporar tecnología, genera reticencia a los emprendedores por los costos y los tiempos de implementación.

Los emprendedores son apasionados de su proyecto, trabajan intensamente, asumen riesgos, y están orientados hacia la acción.

Día a día realizan varias tareas a la vez, en muchísimas ocasiones planifican, producen, hacen publicidad, atienden clientes, venden, cobran, y principalmente deciden.

Actualmente se manejan con márgenes muy pequeños de ganancia, ante la disminución de las ventas y la recesión económica.

En este panorama de cambios constantes deben elegir si enfrentar el costo de las nuevas tecnologías o no.

La clave es entender que la tecnología es una aliada, y que asumir esa inversión en aprendizaje y en diversos equipos o software puede hacer la diferencia.

La tecnología lleva tiempo aprenderla, incorporarla y también valorarla, a la mayoría que se los desafía a aprender algo, prefiere seguir trabajando de la misma forma que lo venía haciendo. Así sea una página web, una nueva forma de cargar un formulario o todo un sistema de contabilidad o de stock o de producción, logística, lo primero es pensar no tengo ni tiempo ni ganas de hacerlo, la inseguridad y el miedo a lo nuevo lleva a la inacción.

El avance tecnológico tiene distintas aristas:

·         ¿Cómo vender por internet?, el uso de las redes sociales para incrementar las ventas ya sea de productos o de servicios, creación de videos empresariales, catálogos, carros de compras, generación de la orden de compra, sistemas de facturación, envío de la mercadería. Tener presencia en la web también aumenta las ventas en el local. 

·   ¿Cómo cobrar? Análisis de costos de comisiones de tarjetas y billeteras virtuales.

·   Desarrollo de una página web. Facilitar la navegación y simplificar los procesos de compra.

·   Cómo organizar proyectos y equipos, el trabajo remoto y colaborativo, reuniones por videoconferencia.

·   Las herramientas de almacenamiento de información, la automatización de las tareas en los distintos procesos productivos. 

·   Poder realizar back-up o resguardos automáticos, sin necesidad de perder tiempo en esta tarea.

·   Aprender a trabajar en la nube o drive: un sistema que no trabaje de esta forma, es realmente anticuado.

·   El desarrollo de programas específicos según el rubro de trabajo de la pyme. El emprendedor debe saber explicar lo que necesita al programador para poder desarrollar un software específico según las necesidades de la empresa.

Siempre los nuevos sistemas necesitan de ajustes, tiempo de implementación y paciencia del equipo de trabajo de la empresa, para aprender a usarlo, y para poder indicar los errores del mismo.

·  Establecer políticas de seguridad informática y capacitar a colaboradores.

 Tener la capacidad de abrirse al cambio, a usar lo nuevo, hará avanzar a la organización. Con una pequeña decisión y el asesoramiento adecuado, redundará en muy buenos resultados. Además, no es tan caro como se piensa.

man-1527674_1920

¿Cuáles son las ventajas de realizar estos cambios tecnológicos?

·         Mejora la comunicación entre los miembros de la organización.

·         Favorece la satisfacción de clientes y proveedores.

·         Da una imagen más actual de la pyme.

·         Permite llegar a mercados más alejados.

·         Simplifica los procesos de gestión y reduce costos.

·         Facilita el acceso y el análisis de la información.

·         Automatiza procesos, por lo que se reducen errores.

·         Los procesos se realizan de manera más eficiente. En menor tiempo, mayores resultados.

Dedicar tiempo a estrategias, si vivís apagando incendios, no tendrás la capacidad de incorporar nada.

Para que la respuesta a los cambios sea efectiva, debe ser tomada la decisión desde la cabeza de la organización.

Responder al cambio es un reto, distinguir lo importante frente a lo urgente, tomar las riendas, ya sea desde lo personal o desde las tecnologías que usarás.

Detenerte a ver dónde estás y a dónde querés llegar, entender a la tecnología como aliada, como una inversión y no como un costo, redundará sin dudas en el crecimiento de tu pyme.

 

 

 

Te puede interesar