El modelo productivo ya tiene quien lo escriba. Encuentro de empresarios pymes con sindicatos industriales

Gremiales 18 de julio de 2021 Por Redacción
Empresarios nacionales y sindicalistas se reunieron en el histórico edificio de la CGE para darle forma a una propuesta de recuperación de la producción y el empleo. La convocatoria tiene fecha: un congreso nacional el 26 de agosto.

Un encuentro en el recuperado edificio histórico de la Confederación General Económica, de Rivadavia al 1100, juntó a dirigentes empresarios pyme con integrantes de la Confederación de Gremios Industriales, dando el puntapié inicial a una iniciativa que busca recuperar para el sector productivo en su conjunto el protagonismo en la discusión de las políticas de producción y empleo. En este primer encuentro, que encabezaron Ricardo Pignanelli (Smata) y Antonio Caló (UOM) por el sector sindical, y Marcelo Fernández (Cgera) por la parte empresaria, se hizo un repaso sobre las recientes negociaciones del gobierno argentino en el Mercosur, se cuestionó la postura de los países socios (Uruguay, en este caso) que promueven acuerdos comerciales individuales con terceros países y se acordó la realización de un congreso nacional para el 26 de agosto, que tendrá como eje la Productividad y el Desarrollo Social.

478139_622

El lugar elegido para el encuentro no fue casual. La vieja sede de la CGE, en Rivadavia 1115, fue el sitio donde la emblemática entidad empresaria rubricara junto a la CGT (con José Ignacio Rucci a la cabeza) el Pacto Social que, en mayo de 1973, le dio cuerpo a la política económica del tercer gobierno peronista. La oficina que ocupara José Ber Gelbard y sus cuadros lucen impecablemente restaurados. También la oficina, contigua a la anterior, reservada para el general Juan Domingo Perón cuando visitaba el edificio y se instalaba a trabajar allí. Todo el edificio está siendo recuperado, con la expectativa del titular de la Confederación General Empresaria de la República Argentina (Cgera), Marcelo Fernández, que vuelva a reunir en su seno a todo el movimiento empresario nacional en torno a una remozada CGE. 

La idea del encuentro entre dirigentes sindicales y empresarios fue la de reunir a representantes patronales y de los trabajadores de los mismos sectores, para instalar la discusión sobre la necesidad de recuperar la producción y el empleo con la mayor incorporación posible de empresas y trabajadores. Algunos dirigentes participaron en forma presencial, otros se conectaron vía zoom, pero en conjunto hubo representaciones bisectoriales para un número no menor a una decena de actividades.

"La idea es reunir a cada gremio y su contraparte empresaria, para darle un marco de discusión e intercambio de opiniones para ver cómo se puede mejorar los resultados en cada industria y la situación de los trabajadores", sostuvo Marcelo Fernández . "Primero será una discusión por sector, donde vamos a plantear la necesidad de mejorar la situación competitiva de las pymes en cada uno. Luego esto se volcará en un programa transversal para el crecimiento que presentaremos al gobierno nacional", explicó el titular de Cgera. A estos debates previos, también serán invitados legisladores y autoridades del gobierno.

Pignanelli, que desde hace ya más de un año viene trabajando en la elaboración de un "acuerdo social y productivo para el sector automotor" --cuenta en la tarea con el aporte del ex ministro Julián Domínguez como principal articulador--, manifestó durante el encuentro intersectorial que "ésta es una de las últimas oportunidades de recuperar en el país una actividad estratégica como la industria". Incluso, lo vinculó con el momento político y la disputa de modelos económicos opuestos, entre el gobierno y el macrismo. "Las elecciones de medio término son fundamentales para afianzar este modelo de industria", definió. 

Además, le otorgó relevancia a que empresarios y trabajadores participen en el Consejo Económico y Social en el marco de la pandemia, pero aclaró que la necesidad más urgente es crear trabajo. "Eso sólo podemos conseguirlo si industriales y gremialistas nos organizamos y encaramos la búsqueda de una respuesta a esa urgencia", agregó el dirigente de los mecánicos. 

Julián Domínguez, que también participó del encuentro, resaltó la necesidad de "establecer acuerdos de productividad y bienestar, como conceptos centrales del acuerdo económico y social". Y advirtió que "la pandemia plantea un antes y un después para la industria: tenemos que trabajar sobre la capacidad ociosa del 37% que está vacante y necesita desarrollarse".

Raúl Zylbersztein, secretario general de CGERA, llamó la atención en el sentido de que hay propuestas que se van a tener que ver reflejadas en cambios legislativos para poder concretarse. Anticipó que habrá legislación "que tendremos que poner sobre la mesa", discutirla entre diferentes sectores y lo que salga en definitiva, "deberá tener el acuerdo de trabajadores y empresarios". 

La originalidad del planteo es que serían los sindicatos y las pequeñas empresas las que tomen la iniciativa de presentar planes sectoriales de desarrollo y crecimiento, en vez de resignar ese rol a favor de las grandes corporaciones. El ejemplo de Smata demuestra su viabilidad. Fue el gremio el que, con la perspectiva del cambio de gobierno, en diciembre de 2019 se puso a trabajar en la elaboración de un plan de desarrollo de la industria automotriz, tomando en cuenta "los nuevos desafíos de la movilidad en las grandes ciudades, la protección del medio ambiente, las nuevas demandas y preferencias de los clientes, y la innovación tecnológica". 

Smata lo encaró con una proyección de una década, "Visión 2030: nuevo paradigma de la industria automotriz", y así lo llevó a la mesa de discusión con terminales y autopartistas. "El primero que lo entendió y se sumó fue Cristiano Rattazzi (ex CEO de Fiat), pero luego se fueron sumando los otros". Hoy todos los sectores que integran la industria trabajan en el proyecto común, lo cual ya le ha dado mayor participación a ala industria local de autopartes tanto en la discusión como en la integración local en los vehículos que se fabrican en las terminales radicadas en el país. 

Smata, Adefa, Afac, Acara, Adimra y la UOM ya integran el espacio común que que apunta a consolidar el Acuerdo Social y Productivoi para el Sector Automotor Argentino. "En estos tiempos, ¿cómo pueden defender los puestos de trabajo los sindicatos si no es participando activamente en la defensa de un modelo de crecimiento para su sector?", inquirió Julián Dominguez conversando con quien escribe esta nota. 

Marcelo Fernández tomó el desafío y pretende extenderlo a todos los sectores industriales. Por eso la convocatoria. Y el sentido que se le pretende dar a la recuperación de la CGE. El legado histórico es que allí se plasmó el último gran proyecto de desarrrollo económco inclusivo en el país. Años después vino el neoliberalismo (1975 con el Rodrigazo, 1976 con el golpe cívico militar) y comenzó otra historia, que todavía es necesario revertir. 

Te puede interesar