La ONU advierte del terrible peligro de la crisis climática

Mundo 10 de agosto de 2021 Por Redacción
El tiempo se agota para frenar el cambio climático y el daño ya está hecho. Así lo recoge el sexto informe del Panel Internacional del Grupo Intergubernamental de Expertos (IPCC) sobre el calentamiento global, que advierte de que los daños ocasionados por el mismo son ya una realidad en la que el ser humano es un actor fundamental.

Lluvias torrenciales, subidas del nivel del mar y otros fenómenos hasta ahora poco frecuentes están “inequivocamente” asociados a la acción humana según el documento que asegura, además, que el deterioro y los cambios ocasionados por la subida de las temperaturas durarán siglos o milenios.

El periodo más cálido en 2000 años
La temperatura del planeta no ha sido tan alta en los últimos 2.000 años. El panel de expertos concluye que el ser humano ha tenido un rol innegable en el aumento de temperatura de la atmósfera, el océano y el suelo.

El estudio, que aprovecha mejoras en la investigación paleoclimática, muestra que el aumento de temperaturas actual es comparable al del que hasta ahora se considera el periodo más cálido de los últimos 100.000 años, ocurrido hace 6.500 años (el llamado máximo climático del Holoceno).

Los expertos del IPCC calculan que la temperatura global es 1,1 grados más alta ahora que en la era preindustrial (1850-1900), y que la actividad humana ha causado la mayoría de esa subida (los científicos calculan el "factor humano" en 1,07 grados).

La temperatura seguirá aumentando

mappa_10

Si se mantiene el actual ritmo de emisiones de gases de efecto invernadero, la temperatura global aumentará 2,7 grados a finales de siglo con respecto a la media de la era preindustrial.Se trata de un aumento que estaría lejos de los objetivos fijados en el Acuerdo de París, que pretenden que la temperatura no aumente más de dos grados y recomiendan limitar la subida a 1,5. Un aumento de 2,7 grados puede generar inundaciones sequías y olas de calor.

Glaciares

a89767ab49db998030cefdc5d787a0ba

Los glaciares han perdido superficie helada en todas las regiones polares desde el año 2000 y se espera que esto siga ocurriendo al menos durante varias décadas, incluso si se cumple con el Acuerdo de París y la temperatura global del planeta se estabiliza.

Según el informe, las dos principales capas de hielo -Groenlandia y la Antártida- han estado perdiendo masa desde al menos 1990, con la mayor tasa de pérdida durante 2010-2019, y se prevé que sigan perdiendo.

El IPCC lleva desde 1988 analizando los efectos del cambio climático en el planeta, y asegura que los glaciares de montaña y de los polos seguirán derritiéndose durante décadas o incluso siglos, de forma más pronunciada en el hemisferio norte que en el sur.

Daño irreparable

Muchos de los efectos causados por el calentamiento global, especialmente en los océanos y las zonas polares, son irreversibles “para los próximos siglos o incluso milenios” según el texto, que asegura, entre otras cosas, que en nivel del mar aumentará entre 28 y 55 centímetros para finales de siglo con respecto a los niveles actuales.

Te puede interesar