MateCaps: Emprendedores argentinos Inventaron una botella para tomar mate sin bombilla y la venden en dólares a 47 países

Emprendedores 08 de mayo de 2021 Por Redacción
Funciona con cápsulas de yerba. La publicidad del producto muestra un gaucho, pero está hablada en inglés.

¿Cómo capturar la esencia del mate sin cebarlo a la manera tradicional?

Con ese objetivo en mente, Marcos Stubrin (28), Agustín Favre (25) y Salvador Fernández (28) crearon MateCaps, una botella para tomar mate en cápsulas. Un producto innovador que ahora fabrican y venden, en dólares, a casi todo el mundo.

Así como en 2019 se presentaron las cápsulas de yerba para las cafeteras automáticas (una iniciativa del Instituto Nacional de la Yerba Mate), ahora aparece esta opción, donde el mate no es una bebida "one shot", sino que se toma de a sorbitos, pero sin bombilla. 

Se trata de una botella de 410 mililitros, con un filtro especial para mate donde se coloca la cápsula de yerba prensada y un sorbete en forma de pico. El equipo básico trae un segundo filtro por si se desea infusionar té y también se puede tomar simplemente agua.

La doble pared de la botella conserva la temperatura, ya sea que se prefiera la bebida caliente o fría. 

La botella es de material 100 % reciclable y las cápsulas no tienen packaging individual al estilo de las de café, por lo que tampoco generan residuos. Además del sabor tradicional, las “caps” vienen en distintos blends.

Se puede optar por una bebida con acento en lo energizante (Amazonia, con guaraná, acai y berry), una pensada para la mañana (Aurora, con jengibre, limón, menta, pimienta y canela) y una más relajante (Serenata, con jazmín, manzanilla, peperina, melisa y marcela).

el-equipo-completo-la-botella___LxoaZdwgM_720x0__1

Los blends fueron creados con una empresa de productos alimenticios, apuntando a las diferentes necesidades de la rutina diaria.

El mate del siglo XXI: ¿sin bombilla y en cápsulas?

La bebida nacional podrá tener adeptos y detractores, pero hasta el más fanático debe reconocer que el mate cebado a la manera tradicional tiene sus desventajas, más allá de la aprensión a compartir la bombilla.

Que levante la mano aquel matero que nunca derramó esa mezcla letal de agua y yerba sobre los apuntes de la facultad o los papeles de trabajo.

O el que no hizo malabares para cebar sin quemarse las manos durante un viaje en auto o en micro. O el se quedó con las ganas de unos buenos amargos por no poder transportar el termo cargado con agua caliente y la yerbera.

Con el foco en estos inconvenientes, hubo varios intentos de cambiar la manera de disfrutar de nuestra más típica infusión. En la década del 90, Taragüí lanzó el Mate Listo, todo en plástico y telgopor, descartable.

MATE Y SU SISTEMA

Luego llegaron las pavas eléctricas, ideales para aquellos distraídos que siempre dejan hervir el agua. Y con el plus de poder tomar siempre a la temperatura justa.

El automate o termomate vino a salvar la incomodidad del cebado y su popularidad creció en la pandemia, justamente por aquello de no compartir bombilla. Y en el mercado existen también las mencionadas cápsulas de mate compatibles con las máquinas de café, como las de la marca Southmatea.

Ahora, los creadores de MateCaps lo presentan, en una línea de tiempo que se puede ver en su IG, como la forma de tomar mate en el siglo XXI. 

El mate del gaucho, presentado en inglés
La historia de estos emprendedores es bien glocal (local + global): aunque la idea es argentina, las botellas se fabrican en China, la yerba mate orgánica proviene de Brasil y la planta donde se procesan las cápsulas está en Uruguay, al igual que el centro de logística donde se despachan los pedidos, puerta a puerta.

“Queremos llevar el mate al mundo y elegimos que nuestro primer idioma sea el inglés para llegarle a tanta gente que no lo conoce. De todos modos, estamos trabajando en una versión en español para nuestras plataformas”, explica Marcos, fundador y CEO de la empresa.

“Mate make us happy”, “Zero-waste natural energy”, “Jitters out. Yerba mate in” (El mate nos hace felices, Energía natural sin desperdicio; Nervios afuera, yerba mate adentro) son algunas de las frases elegidas para promocionar el invento. Que claramente se basa en tres pilares: es una bebida energizante, sustentable y saludable (sin azúcar ni conservantes).

También hay guiños a la consabida asociación del mate con la Pampa argentina y el gaucho, protagonista de uno de los clips publicitarios, siempre en inglés. ​

Cuánto cuesta el equipo de mate con cápsulas
“Es un mate que se ceba solo, una opción práctica orientada a un público moderno y global”, explican sus creadores.

​El “Mate full pack” incluye la botella, el filtro para mate, un filtro adicional para té, una funda de neoprene, una lata para guardar las cápsulas y dos cajas 24 unidades de “matecaps” (una del blend tradicional y la otra con un surtido de los otros tres).

Se vende a 49 dólares, únicamente online, a través de la página web https://www.matecaps.com/shop/. Hacen envíos prácticamente a todo el mundo, salvo a España, Chile y México, donde no se permite el ingreso de alimentos por correo internacional. En Argentina también se puede comprar, pero no en moneda nacional, por lo que, según el tipo de cambio, el equipo puede rondar los 8 mil pesos.

pasado-y-futuro-el-mate___dPDeWjpT9_720x0__1

¿Cuánto mate se puede tomar con una cápsula? “En principio la pensamos para el contenido de la botella -cuenta Marcos- pero nos han dicho que se banca perfectamente dos vueltas, es decir unos 800 mililitros”.

Un dato importante: la botella también se puede usar con yerba común, té o cualquier otra hierba que se quiera infusionar

FUNDADORES DEL NUEVO MATE

La historia de los inventores emprendedores

El germen de MateCaps surgió en 2018, cuando Marcos todavía era un estudiante de ingeniería industrial y viajó por un intercambio a Vigo, España.

Había llevado su propio equipo de mate y se dio cuenta de que el sabor y las propiedades de la yerba pegaban fuerte entre sus compañeros. Sin embargo, había algo en la manera de tomar mate que no terminaba de convencer a los europeos.

De regreso en su Santa Fe natal, invirtió más de un año en idear una botella y un filtro para tomar mate en una manera más limpia y -fundamental para alcanzar los mercados internacionales- totalmente sustentable.

Luego se sumó Agustín, compañero de la universidad y hoy ingeniero industrial, al igual que Marcos. El equipo se completó con Salvador, amigo de ambos y especialista en branding.

A fuerza de prueba y error, fueron desarrollando el producto, que presentaron en varios concursos para emprendedores. En Uruguay consiguieron los fondos para la primera etapa y es por eso que las MateCaps se fabrican allí.

“Fuimos seleccionados por la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), que es un ente público, con un programa de financiación, Proyecto Uruguay, para proyectos de latinoamérica (fuera de Uruguay) que tengan intención de crear productos con fines de exportación”, resume Marcos

MATE Y CHICA

El siguiente paso fue una campaña en la plataforma Kickstarter, donde en solo tres horas lograron reunir el dinero necesario a través de la preventa de mil botellas. Aunque la pandemia ralentizó un poco los planes, en abril lograron enviar 900 packs a 47 países. Sus clientes principales están en los Estados Unidos, Argentina y Alemania.

Fuente: Clarín

Te puede interesar